Implantología avanzada

IMPLANTOLOGÍA AVANZADA

Cuando perdemos una pieza dental, independientemente de la edad que tengamos o el motivo que lo haya provocado, debemos sustituirla. Una de las opciones más acertadas y conservadoras para el resto de las piezas que quedan es el implante.

Y, ¿por qué se deben sustituir? ¿Qué tiene de malo un hueco entre los dientes más allá de lo estético? Es un error pensar que tener todos los dientes, al igual que estén rectos, es una cuestión estética. Nosotros vamos más allá, hablamos de que se pierde una funcionalidad. Esto es un pequeño problema que va a desencadenar una fila de problemas bucodentales a largo plazo.

Al haber una o varias ausencias:

  1. Los dientes antagonistas no tienen un punto de apoyo sobre el que contactar, siempre tienden a buscarlo, por lo que comienzan a descolgarse buscando algo que los frene. Disminuye la sujeción hasta perder el diente.

  2. Se va reduciendo la cantidad de hueso en la zona, con lo cual, si más adelante se decide poner un implante, hay que colocar hueso, membrana, etc. Ya que sin estas intervenciones no sería posible su colocación o tendría un porcentaje de fracaso muy elevado.

  3. Los dientes de los lados se mueven, buscando que no haya un espacio entre ellos. Esto produce apiñamientos y problemas de maloclusión. Los apiñamientos evitan que el paciente tenga una buena higiene, lo cual deriva en enfermedades periodontales con pérdida de tejido y finalmente de las piezas. Y los problemas de maloclusión, entre muchas cosas pueden ocasionar trastornos digestivos, ya que la digestión comienza con la masticación, que se ve afectada.

  4. Las fuerzas no se distribuyen de forma homogénea, por lo que las piezas que quedan ejercen más fuerza de la que deben, se sobrecargan y deriva en problemas de ATM, desgaste o fisuras dentales causadas por sobrecarga.

Es una especie de tornillo, de material biocompatible, normalmente de titanio. Va anclado al hueso y simula a la raíz del diente. Cuando se coloca, comienza el proceso de osteointegración, en el cual crece el hueso alrededor del implante, integrándolo en él. Posterior a este proceso, después de una serie de pruebas, se coloca una corona, que imita al diente y suple sus funciones.

Protocolo:

  1. CBCT (TAC) para una valoración 3D del caso.

  2. Higiene previa a la cirugía.

  3. Colocación del IOI con radiografía final.

  4. Revisión a los 7-15 días, según valore el implantólogo y retirada de la sutura.

  5. Se llevará el paciente el implante sumergido de 2 a 4 meses para su correcta integración con el hueso.

  6. Realización de la segunda cirugía, donde se coloca un pilar de cicatrización por encima de la encía, preparando su forma para la corona futura.

  7. Toma de medidas para la prótesis sobre implante.

  8. Prueba de metal.

  9. Prueba de bizcocho.

  10. Colocación del terminado.

¿El proceso y la intervención son dolorosos?

La intervención se realiza con anestesia local, el paciente nota el trabajo, pero en ningún momento dolor. El postoperatorio depende mucho de cada persona, hay gente que puede tener algo de molestia y otros que nada. Pero tomando un analgésico común las molestias desaparecen.

¿Es para toda la vida?

Un implante no te proporciona una garantía de por vida, eso depende de ti. Del cuidado que tengas, de la higiene de la zona, de acudir periódicamente a las revisiones, de las diferentes disposiciones genéticas de cada paciente, etc. Llevando un control de todo esto, nuestro implantólogo sabrá decirte tiempos aproximados.

¿Cuándo lo colocan, me llevo ya el diente puesto?

Cuando se coloca el implante, a no ser que se requiera colocar un provisional inmediato por cuestiones estéticas, debe de quedarse sumergido en el hueso durante 3-4 meses, garantizando así la integración ósea. Si no, el implante podría fracasar. Transcurrido este tiempo se toman las medidas con las que se hará la corona que irá atornillada o cementada al implante. Proceso que dura entre 2 y 3 semanas.

Si el diente está a la vista, ¿tengo que estar esos meses sin nada?

Para este tipo de casos existe la carga inmediata. En este proceso se busca guardar una apariencia estética. Se coloca una corona provisional hasta que se realiza el proceso de osteointegración. Mientras se lleve el provisional no se debe de comer por esa zona ni darle un uso excesivo, ya que el implante aún no está en condiciones adecuadas y podría fracasar.

Al no ser mi diente, ¿Qué tipo de higiene realizo?

Se debe de tener una higiene similar o mejor, el no producir caries no significa que todos los problemas dentales estén resueltos. Hay varios medios para limpiar bien la zona de tu implante y así evitar problemas periodontales, pregúntanos y acude a tus revisiones anuales.

¿Puedo comer lo que quiera?

No hay hueso más resistente que los dientes, por lo que es complicado que el material que lo reemplaza sea idéntico. Por lo que, dentro de la normalidad, se debe de llevar cierto cuidado.

¿Qué debo de hacer si noto que se mueve la corona?

Cuando se note movilidad debe de acudir el mismo día para que el doctor valore si es por la sujeción de la corona al implante o solo del implante. En ambos casos te daremos una solución.

¿Si rechazo un implante, ya no se puede poner otro en esa misma zona?

Si que se puede volver a reimplantar. Lo normal en estos casos es esperar de 3 a 5 meses a que el hueso se regenere. Con las respectivas revisiones, el doctor te indicará cuando es el momento adecuado para volver a colocarlo.

¿Por qué es aconsejable el implante antes que un puente?

El implante reemplaza el diente perdido, sin dañar a los que tiene a los lados. Cuando se coloca un puente estos dientes deben de ser tallados, perdiendo su forma y su funcionalidad, forzados a llevar siempre una corona aun estando sanos.

¿Qué cuidados debo de llevar después de la cirugía?

Los cuidados son siempre similares a los que se deben de llevar después de cualquier intervención quirúrgica:

  • No debe de enjuagarse, ni escupir, ni succionar las primeras 24 horas.

  • No cepillar la zona tratada la primera semana.

  • No masticar hasta que se pase el efecto de la anestesia, y comer por el lado que no

    esté afectado solo cosas frías líquidas o blanditas las primeras 24 horas.

  • No hacer ejercicio físico durante ese día.

  • De haber un poco de sangrado dormir ligeramente incorporado la primera noche.

  • Aplicar frío en la zona.

La cirugía maxilofacial es una técnica quirúrgica realizada por odontólogos, que bajo anestesia generalmente local, trata múltiples problemas bucales de origen patológico, estético y/o traumático. Con la cirugía maxilofacial tratamos problemas como: 

  • La extracción de dientes incluidos en los maxilares.
  • La extracción de restos de raíces.
  • La eliminación de granulomas o de quistes en zonas periapicales, próximas a la punta de las raíces dentarias.
  • La modificación del hueso o de la encía para recibir adecuadamente prótesis dentarias.
  • La eliminación de frenillos, que pueden alterar la posición de los dientes y modificar el habla.

Los implantes tienen una función biomecánica similar al diente natural. Si no se tratan las zonas sin dientes se produce una pérdidad fisiológica del hueso en esa región y un volcamiento de los dientes próximos al hueco intentando cerrar el espacio.

Infórmate sin compromiso

No esperes más para disfrutar de una sonrisa bonita. Pide ahora toda la información que necesites sin ningún compromiso.

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?